< img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://px.ads.linkedin.com/collect/?pid=2745604&fmt=gif" />
Energía

Acero en la energía

Energía


La energía utilizada para fabricar una tonelada de acero se ha reducido en un 61 % en el último medio siglo.

 

Reciclar acero puede ahorrar al menos la energía equivalente a alimentar una bombilla de 60 vatios durante casi 4 años.

 

La conservación de energía también reduce notablemente la generación de dióxido de carbono.









 

La civilización moderna se erige sobre la energía. Ya sea que se base en combustibles fósiles, tecnología nuclear o formas de energía renovable, el acero juega un papel indispensable en la producción y transmisión de energía, además de mejorar la eficiencia energética.

 

La energía es un mercado enorme, diverso y extremadamente exigente, ya que toda su producción debe ser muy segura y confiable en condiciones de temperatura y presión extremadamente peligrosas. El acero es una solución preferida que se encuentra favorecida por su excelente resistencia a la corrosión, tolerancias precisas y rendimiento estable, especialmente cuando los requisitos de resistencia mecánica son particularmente críticos. Aunque se utilizan muchos otros metales en este campo, el acero es sin duda el material más común y popular en el mercado energético.

 

Cuando se piensa en energía, la mayoría tiende a imaginar la extracción de petróleo y gas natural. Los aceros juegan un papel crucial en la extracción, producción y distribución de la energía, los equipos de extracción de petróleo y gases naturales, las tuberías y tanques de almacenamiento se fabrican a partir cantidades significativas de acero porque este puede soportar ambientes demandantes y abrasivos. Gran parte de las máquinas usadas en la perforación depende de maquinaria pesada y de piezas que están frecuentemente en contacto con entornos duros y abrasivos.

Además, los aceros también juegan un papel decisivo en la expansión de las energías renovables. Casi todas las partes de las turbinas eólicas en tierra y mar se fabrican de acero; desde los cimientos hasta los engranajes y la torre, el acero juega un rol importante en la mejora de la resistencia para que sean más eficientes. Gracias a la fortaleza que ofrece el acero, se pueden construir turbinas eólicas más altas y eficientes.

 

Junto a nuestros clientes, CUMIC ofrece una variedad de tipos de acero de alta calidad, como bobinas de acero laminado en caliente, láminas de acero laminado en caliente, tubos de calderas, placas de acero y varios aceros especiales, adecuados para el petróleo y el gas, así como para la industria de la energía eólica, incluyendo, entre otros, calderas y recipientes de presión, tuberías, estructuras de torres, plantas de energía eólica, centrales hidroeléctricas, plantas de energía nuclear, revestimientos de pozos de petróleo, por solo nombrar algunos.

 

CUMIC tiene el compromiso de proporcionar a los clientes soluciones fiables e innovadoras para el sector energético. Además de cumplir con las condiciones de resistencia mecánica, nuestros materiales también pueden alcanzar un rendimiento excelente bajo diferencias extremas de temperatura. Nuestra amplia gama de productos y servicios de valor agregado nos permiten satisfacer las exigencias de los clientes en el mercado.

Novedades